Electromovilidad en México: Retos y Oportunidades

Panel de discusión en Neuron Sustainability Summit

La electromovilidad se ha convertido en un tema central en la agenda de México, enfrentando diversos retos pero también abriendo puertas hacia un futuro más sostenible y limpio en el transporte. Con un crecimiento esperado del mercado de vehículos eléctricos, es crucial comprender las cifras detrás de este fenómeno y las oportunidades que presenta el país en este campo.

Crecimiento Proyectado: Según proyecciones globales, se espera que hasta el 50% de todos los vehículos en el mundo sean conducidos por sistemas de propulsión eléctrica para el año 2030. En México, se anticipa un aumento del 44% en la compra de vehículos eléctricos, reflejando una tendencia positiva hacia la adopción de tecnologías más limpias en el sector automotriz.

Problemas Actuales: México enfrenta desafíos significativos en materia de calidad del aire y contaminación, con más de 13 ciudades en Latinoamérica superando los límites de contaminación establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, más de 150 millones de personas en la región viven en áreas con niveles de contaminación que exceden las directrices de calidad del aire de la OMS.

Uso de Energía en el Transporte: El 95% de las necesidades energéticas del sector transporte en México se satisfacen actualmente con petróleo y sus derivados, lo que indica una dependencia significativa de los combustibles fósiles. Esta situación resalta la urgencia de adoptar alternativas más limpias y sostenibles en el transporte, como la electromovilidad.

Inversiones y Adopción de Vehículos Eléctricos: A pesar de los desafíos, México ha experimentado un crecimiento del 44% en la compra de vehículos eléctricos, lo que refleja un aumento en la inversión y la adopción de tecnologías más limpias en el sector automotriz. Se espera que aproximadamente un 30% de los vehículos de pasajeros en México sean modelos de solo batería, híbridos enchufables y totalmente híbridos para el año 2030.

Desafíos Pendientes: Entre los principales desafíos que enfrenta México en su camino hacia la consolidación como referente en electromovilidad se encuentran la necesidad de desarrollar políticas y regulaciones claras, garantizar la interoperabilidad de los sistemas de carga, y promover la educación y concientización del público sobre los beneficios de la movilidad eléctrica.

Conclusiones: Con un panorama global que apunta hacia un aumento en la adopción de vehículos eléctricos y la transición hacia una movilidad más limpia, México se encuentra en una posición estratégica para capitalizar estas tendencias y convertirse en un líder en la electromovilidad a nivel continental y mundial. Sin embargo, es crucial abordar los desafíos pendientes y aprovechar las oportunidades presentes para lograr este objetivo.

srael Hurtado, Presidente de la Asociación Mexicana del Hidrógeno Verde, destaca la creciente demanda de vehículos eléctricos y la necesidad de políticas que regulen el mercado para garantizar un crecimiento sostenible. Además, señala la importancia de la infraestructura de recarga y la capacidad instalada del país como elementos clave para satisfacer la demanda futura.

María Griselda Hernández, Directora Comercial en Estafeta, resalta la necesidad de información precisa sobre el impacto de la movilidad eléctrica en la fuerza laboral y la sociedad en general. Destaca la importancia de una estrategia nacional integrada y metas específicas para el sector, enfatizando que México debe cumplir con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático.

Diana Avalos, Directora Ejecutiva para la AMIVE, hace hincapié en la importancia de una transición justa y en la revisión constante de las metas de reducción de emisiones. Destaca la necesidad de una estrategia clara y la participación de todos los actores relevantes para alcanzar los objetivos de México en materia de electromovilidad.

Andrei López, Co-fundador de Ce Neutral, destaca el crecimiento exponencial del mercado de vehículos eléctricos y la importancia de la certeza jurídica para los proyectos en el sector. También subraya la necesidad de una infraestructura de recarga eficiente y de políticas que fomenten la adopción de vehículos eléctricos.

Galo Galeana, Director General de la Asociación para la Movilidad con Biocombustible, resalta las ventajas ambientales, sociales y económicas del bioetanol como alternativa a los combustibles fósiles. Destaca la necesidad de una regulación clara y la participación de Pemex en la transición hacia energías más limpias.

En conjunto, los panelistas coinciden en la importancia de políticas integrales, infraestructura adecuada y una visión a largo plazo para impulsar el desarrollo de la movilidad eléctrica y la energía limpia en México.

El panel abordó varios temas clave, incluyendo la transición hacia vehículos Flex Fuel como una solución viable para reducir la contaminación atmosférica. Israel Hurtado destacó la colaboración con el gobierno de Nuevo León para promover esta transición, señalando que la inversión en un kit de conversión a Flex Fuel, con un costo de 700 dólares, podría recuperarse en un periodo de dos a cuatro meses.

Se resaltaron los beneficios ambientales de los biocombustibles, como el E85, que pueden reducir hasta un 85% de azufre y aromáticos en comparación con los combustibles convencionales. Además, se mencionaron iniciativas en varias regiones de México para promover la producción de bioetanol a partir de recursos locales, en colaboración con instituciones educativas como la Universidad BUAP.

En cuanto a la movilidad eléctrica, se discutió su impacto ambiental en comparación con los vehículos de combustión interna. Los panelistas destacaron que, si bien la producción de autos eléctricos puede generar más contaminación inicialmente, su uso a lo largo del tiempo puede resultar en una reducción significativa de las emisiones de CO2, especialmente cuando se considera el ciclo de vida completo del vehículo.

Se abordaron preguntas sobre la vida útil de las baterías de litio y la importancia de implementar estrategias de economía circular para su reciclaje y reutilización en otros sectores, como el almacenamiento de energía.

Además, se hizo hincapié en el papel fundamental del sector energético en la emisión de gases de efecto invernadero, representando el 73.2% de estas emisiones. Se señaló la necesidad de adoptar medidas más inteligentes en la construcción de edificios y en la movilidad, considerando que el 95% de esta última se basa en combustibles fósiles, especialmente en petrolíferos como el diésel, la gasolina y la turbosina, que son altamente contaminantes. También se destacó la preocupación por el impacto ambiental de la industria de la aviación, siendo los aviones los más contaminantes en términos de emisiones.

En resumen, el panel enfatizó la necesidad de una colaboración integral entre el gobierno, la industria y la sociedad civil para impulsar la movilidad sostenible en México. Se destacó la importancia de acciones concretas y la implementación de soluciones innovadoras para abordar los desafíos ambientales y promover un futuro más limpio y sostenible para todos.

Share this

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp